Google Tag Manager

Un río de humedad de 7.500 kilómetros va a conectar el Golfo de México con España. Y va a ser clave contra la sequía

Se ha abierto un pasillo de tormentas en el Atlántico y vamos a recibir el primer arreón. Va a ser uno de los fuertes.

Es verdad, va a llover. Pero en 2023 no hay nada simple y sencillo: no es una simple lluvia. Después de semanas de temperaturas propias del verano y una meteorología exasperantemente estable, el otoño va a hacer acto de presencia librando toda la fuerza de las corrientes del Atlántico sobre la península ibérica.

Si tenemos suerte y las piezas aguantan en esta posición, en muchas zonas del país la sequía va a recibir un golpe de los que hacen historia.

¿Qué está pasando? Es algo que hemos visto en otras ocasiones, un potente anticiclón se sitúa en Escandinavia, bloquea el paso a las borrascas que salen disparadas del Golfo de México y, como consecuencia, se ven obligadas a pasar más al sur: hacia nosotros.

Es decir, lo que va a empezar este fin de semana no es un episodio de lluvias más o menos generalizado. Nada de eso: lo que vamos a tener entre manos es el primer golpe de un río de humedad que va a regar abundantemente muchas zonas del país.

¿Qué es exactamente un río de humedad? Según explica la NOAA, “los ríos atmosféricos (de humedad) son regiones relativamente largas y estrechas de la atmósfera que transportan la mayor parte del vapor de agua fuera de los trópicos. Si bien los ríos atmosféricos pueden variar mucho en tamaño y fuerza, el río atmosférico promedio transporta una cantidad de vapor de agua aproximadamente equivalente al flujo promedio de agua en la desembocadura del río Mississippi”.

Suena bien, ¿no? Sí y no. Sobre todo, porque la descripción de la NOAA no acaba ahí. “Los ríos atmosféricos intensos pueden transportar hasta 15 veces esa cantidad. Cuando los ríos atmosféricos tocan tierra, suelen liberar este vapor de agua en forma de abundante lluvia o nieve”.

Es decir, necesitamos agua. La necesitamos urgentemente. Pero pongamos las cosas en contexto: hay zonas de la provincia de Sevilla que pueden llegar a recibir más agua estos días que en lo que llevamos de año. ¿Hay posibilidades de lluvias torrenciales? Sí, están encima de la mesa. Y eso es algo que puede causar múltiples daños (entre ellos, desbaratar la ya raquítica campaña del olivar).

Lo que podemos esperar. Como explicaba Martín León, entre el 13 y el 22 de octubre, vamos a ver como un tren de borrascas nos pasa por encima. Son borrascas originadas en latitudes medias-bajas en la zona de Cuba y el Golfo de México y, por el camino, “se van a desplazar por aguas muy cálidas del Atlántico Norte, cargándose aún más de humedad”.

Es decir, durante al menos los próximos diez días vamos a vivir en una España más húmeda de lo normal. La clave ahora es saber cuánto aguanta el bloque, cuanto resiste el pasillo, cuanto tiempo podremos seguir recibiendo frentes del Atlántico. Con algo de suerte, estas pueden ser las semanas más importantes de la temporada. Y los 12 meses que vienen tienen mala pinta.

Fuente: https://www.xataka.com/ecologia-y-naturaleza/rio-humedad-7-500-kilometros-va-a-conectar-golfo-mexico-espana-va-a-ser-clave-sequia

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies