Google Tag Manager

World Press Photo, fotoperiodismo contemporáneo para una mirada comprometida

El 1 de diciembre se inauguró en Madrid, tras dos años de ausencia, la muestra de los proyectos protagonistas del certamen internacional World Press Photo. 160 fotografías que retratan los principales focos de conflicto y temáticas de interés de nuestros días pueden verse, hasta el próximo 21 de diciembre, en una nueva sede: el espacio Larra-Laboratorio de Periodismo.

Incapaces de costear la alimentación de la familia, los padres de Khalil Ahmad (15) decidieron vender su riñón por 3.500 dólares. La falta de trabajo y la amenaza de inanición han provocado un aumento espectacular del comercio ilegal de órganos. Herat, Afganistán, 19 de enero de 2022.© Mads Nissen, Politiken/Panos Pictures

Uno de los temas que más preocupa a buena parte de los profesionales del panorama visual contemporáneo es, sin lugar a duda, la representación de los tránsitos migrantes. Por motivos obvios, estos éxodos están dejando como resultado un reguero de historias personales cercenadas, proyectos dinamitados y vidas perdidas difícil de asimilar. Eso ha hecho que buena parte de los profesionales del ámbito del fotoperiodismo hayan vuelto sus cámaras, algunos desde hace ya muchos años, para intentar retratar de manera más precisa y honesta estas diásporas. Pero tales situaciones no solo reclaman la atención de la fotografía de prensa que se practica en la actualidad. Otros ámbitos de la creación fotográfica también se sienten interpelados por estos movimientos migrantes y por sus protagonistas. Ahí estaría para atestiguarlo parte del trabajo fotográfico de Cristina de Middel, Lua Ribeira o Felipe Romero Beltrán, por poner solo tres ejemplos de actualidad reconocibles.

Pues bien, cuando hablamos de medios de comunicación o de periodismo parece que ponemos el dedo en la llaga indefectiblemente. De manera sistemática se formula una crítica al papel que estos actores ocupan en nuestra sociedad. En este caso particular, se ha asentado un mantra relativamente generalizado que nos previene de las limitaciones del fotoperiodismo para el retrato de la realidad, algo que a estas alturas de nuestra cultura visual ya sabemos de sobra. Pero, en cambio, suele elogiarse las bondades de la esfera artística para realizar acercamientos más profundos y sensibles a problemáticas tan difíciles de retratar como las descritas arriba. Esto es muy cuestionable. Y lo es no porque buena parte de esos profesionales del ámbito de lo que entendemos como fotografía artística y documental no lo estén haciendo de manera sobresaliente (el merecido reconocimiento internacional de las tres figuras anteriormente señaladas es muestra de un buen trabajo); sino porque también existen proyectos fotoperiodísiticos que trabajan, con esmero y gran acierto, en esta línea. Es el caso de algunas de las imágenes que podemos ver en Madrid desde el 1 de diciembre como parte de la exposición fotográfica World Press Photo.

La muestra no es una novedad en la capital, pero en esta edición estaba de reestreno por dos motivos. Primero, porque hacía dos años que las imágenes premiadas por esta plataforma de origen holandés, y con una larga trayectoria en el panorama fotoperiodístico internacional, no pasaban por Madrid. Y, segundo, porque en esta ocasión lo hace en una nueva localización: el espacio Larra-Laboratorio de Periodismo. Aunque la puesta en sala de las obras mantiene los códigos principales de este tipo de exposiciones colectivas, es posible percibir cambios reseñables. Creo que hay tres muy evidentes.

En primer lugar, se identifican dos imágenes protagonistas de la exposición. Me refiero a la Foto del Año, ganadora global de este 2023, tomada por el fotógrafo ucraniano Evgeniy Maloletka tras el asedio en Mariúpol de las tropas rusas y donde vemos a una mujer embarazada y herida como resultado de un bombardeo que, postrada en una camilla, es trasladada por cinco hombres. Irina Kalinina (así se llamaba esta mujer) y su hijo murieron pocas horas después de la toma de esta fotografía. Pero junto a la instantánea, sorprende el retrato reconocido con una Mención de Honor que muestra a una joven iraní, sin hiyab, posando para la cámara de Ahmad Halabisaz. Sentada en una plaza de Teherán, tras las masivas protestas ante el asesinato de Mahsa Amini por no cubrirse la cabeza, la joven desafía con su gesto un régimen que controla férreamente los cuerpos de las mujeres.

El segundo cambio evidente tiene que ver con la disposición de los trabajos en las salas del espacio Larra. A través de unas etiquetas de color situadas en la parte baja de las imágenes, es posible recorrer seis regiones del mundo: África, Asia, Europa, América del Norte y Central, América del Sur y Sur de Asia y Oceanía. Esta organización intenta revertir en una mejor representatividad de diversas latitudes del planeta. Y, por último, la categoría de los proyectos se divide en la ya citada Foto del Año, pero también en el Reportaje Gráfico del Año, Premio al Proyecto a Largo Plazo y Premio al Formato Abierto.

La muestra expone numerosos trabajos en los que conviene detenerse. Al menos dos de ellos llaman poderosamente la atención. Me refiero a Home for de Golden Gays, de la fotógrafa filipina Hannah Reyes Morales, y Passengers, del fotógrafo madrileño César Dezfuli. El primero, retrata una comunidad de personas LGBTIQ+ fundada en Filipinas en los años 70 y que, a través de la vida compartida como familia, han creado una red de apoyo y afecto para sus miembros ya ancianos. Incomprensiblemente para el propio certamen (y para cualquier persona que vea las fotografías), este proyecto fue calificado como pernicioso en la exposición del WPP en Hungría y, a falta de cinco días para la clausura de la muestra, se tuvo que exponer con una cartela que indicaba que era para mayores de 18 años. El gesto hace comprender de manera muy evidente la necesidad de seguir mostrando fotografías como estas.

Y el segundo trabajo nos permite recordar lo expuesto al comienzo de este texto. Pasajeros se remonta a 2016, año en el que Dezfuli comienza a retrata a las personas rescatadas de una embarcación que intentó cruzar el Mediterráneo desde Libia. Lo significativo de la obra es que estamos ante un trabajo de largo espectro y diversos formatos donde encontramos 118 retratos de personas identificadas con su nombre propio, edad y país de origen, además del seguimiento de 75 de ellas, la reconstrucción del mapa de su tránsito y una web que recapitula parte de los hallazgos hechos. Humanización y contexto son las claves para comprender este minucioso retrato de la migración. Asistimos así a la explícita intención del fotógrafo de crear nuevas narrativas para la representación de estas situaciones que no solo personalicen los dramas descritos, sino que también les den el seguimiento que merecen.

El fotógrafo Cesar Dezfulli presenta su trabajo en el WPP durante la inauguración en Madrid. Foto cedida por las organizadoras.

La semana pasada, coincidiendo con la inauguración de esta exposición, se celebró otro acontecimiento importante en el ámbito del análisis de la imagen, aunque mucho más discreto por darse en el seno de una universidad. La Universitat Jaume I de Castellón concedió el Honoris Causa al catedrático emérito de Comunicación Audiovisual, Santos Zunzunegui. Posiblemente una de las personalidades más relevantes para entender qué es eso de construir significados con materia visual y, desde luego, uno de los profesores más influyentes en su ámbito que ha enseñado a mirar a toda una generación de analistas de la imagen, Zunzunegui reclamó la importancia de demandar un arte que no se encierre en sí mismo. O, dicho de otra manera, la necesidad de crear imágenes responsables de la realidad que nos rodea, que trabajen para una puesta en forma que no se aleje de sus temáticas y que nos hagan ver lo que el ojo por sí solo no puede observar. Mira aquí conmigo. Esa es, en última instancia, la labor de los buenos trabajos fotoperiodísticos.

 

 

Una mujer iraní sentada en una silla frente a una concurrida plaza de Teherán, desafiando la ley del hiyab obligatorio, el 27 de diciembre de 2022. “Unos días después de la muerte de Mahsa, pasaba por el bulevar Keshavarzi cuando vi una multitud masiva de hombres y mujeres, jóvenes y mayores, coreando un lema que nunca había oído antes: ‘Mujer, vida, libertad’. Me iluminó, fue conmovedor”, declaró. © Ahmad Halabisaz

 

Iryna Kalinina (32), una mujer embarazada, es sacada de una maternidad que resultó dañada durante un ataque aéreo ruso en Mariupol, Ucrania, el 9 de marzo de 2022. Su bebé, llamado Miron (por la palabra “paz”) nació muerto, y media hora después Iryna también murió. Un informe de la OSCE concluyó que Rusia había atacado deliberadamente el hospital, causando tres muertos y unos 17 heridos. © Evgeniy Maloletka, Associated Press

 

Dinara (18) sentada con un familiar el día de su boda en Muynak, Uzbekistán, el 27 de octubre de 2019. Muynak, que una vez fue un puerto en el mar de Aral, se encuentra ahora a más de 150 kilómetros de la costa. El padre de Dinara y su nuevo marido viajan hasta allí para trabajar como criadores de camarones. © Anush Babajanyan, VII Photo/National Geographic Society

 

Este proyecto web explora los efectos de la subida del nivel del mar en la comunidad local de Al Max, un pueblo pesquero situado junto al canal Mahmoudiyah, en Alejandría (Egipto). Durante generaciones, sus habitantes han vivido y trabajado en el canal que desemboca en el mar Mediterráneo. © Mohamed Mahdy

 

En 2015, el gobierno egipcio inició la construcción de una Nueva Capital Administrativa (NAC) en el desierto al este de El Cairo para albergar ministerios, empresas punteras y aliviar la congestión y contaminación crónicas de la ciudad. Siguiendo el modelo de Dubái, este nuevo entorno urbano albergará a 6,5 millones de personas. © Nick Hannes, Panos Pictures

 

Mohammed Elfakhar, alfarero, recoge leña en el oasis de Skoura, Marruecos, el 24 de abril de 2022. Lo hace todos los domingos, cuando cuece en un horno la cerámica que ha fabricado durante la semana. © M’hammed Kilito, VII Mentor Program / Visura

 

Samira (16 años) mira hacia el campamento de Qolodo, cerca de Gode, en la región somalí de Etiopía, el 16 de mayo de 2022. Su familia poseía 45 cabras y 10 camellos, todos ellos muertos durante las recientes sequías.© Jonathan Fontaine, Hans Lucas

 

La policía israelí golpeó a los dolientes que acompañaban el féretro de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh a su funeral, en Jerusalén Este, el 13 de mayo de 2022. La policía prohibió a la gente llevar el féretro y cargó contra la comitiva.© Maya Levin, Associated Press

 

Un grupo de personas se baña en Amager Strand, Dinamarca, el 13 de julio de 2021, cerca de un parque eólico del que son copropietarios 8.552 consumidores de electricidad, y que abastece a más de 40.000 hogares de Copenhague. © Simone Tramonte

 

Alpha Oumar obtuvo un permiso de residencia de las autoridades italianas y encontró trabajo recogiendo fruta en Palagiano (Italia). Sueña con reunirse con su esposa en Italia y seguir estudiando literatura.© Cesar Dezfuli, for De Volkskrant

 

Anton Gladun (22), médico militar, en la cama del hospital de Cherkasy, Ucrania, el 5 de mayo de 2022. Resultó herido en el frente el 27 de marzo.© Emilio Morenatti, Associated Press

 

Una disminución sustancial del caudal del río Colorado, causada por la falta de lluvias y la creciente demanda de agua río arriba, obliga ahora a estos trabajadores a suministrar agua a las abejas en abrevaderos. El calor y la sequía debilitan a las abejas, haciéndolas más susceptibles a patógenos y parásitos, y afectan a las plantas de las que se alimentan.© Jonas Kakó, Panos Pictures

 

Al llegar a Estados Unidos desde Honduras en 2017 en busca de asilo, María Hernández y sus dos hijas, de ocho y tres años, fueron detenidas. Las autoridades fronterizas deportaron a María, pero sus hijas se quedaron. Al principio, se quedaron en un centro de acogida para niños; más tarde, se fueron a vivir con el hijo adulto de María, que ya estaba en Estados Unidos. En 2022, María regresó en virtud de un programa de asilo y se reunió con su familia en Los Ángeles, California. El jurado apreció cómo esta historia visualiza las complicaciones que a menudo encuentran los inmigrantes al asimilarse en un nuevo país. © Carlos Barria, Reuters

 

Don Tino sostiene a su hijo Sebastián (18), que nació con hidrocefalia, en una reunión familiar en Villa Guerrero, México, el 3 de febrero de 2022. Marisela (mirando el móvil)dio aluz a dos niños muertos, y otros miembros de la familia viven con enfermedades posiblemente relacionadas con los agroquímicos.© Cristopher Rogel Blanquet, Mexico, W. Eugene Smith Grant/National System of Art Creators FONCA/Getty Images

 

B-Lovee (21) es un nativo del sur del Bronx que ha convertido el renombre local en éxito mundial al hacerse viral en plataformas para compartir vídeos como TikTok. South Bronx, Nueva York, 11 de julio de 2022. © Ashley Peña, for New York Magazine

 

Workers deal with the environmental disaster caused by an oil spill at Repsol’s nearby La Pampilla refinery at Playa Cavero, Peru, on 21 January 2022. © Musuk Nolte, Bertha Foundation

 

Alina Surquislla Gomez, alpaquera de tercera generación, acuna a una cría de alpaca de camino a los pastos de verano de su familia, en Oropesa, Perú, el 3 de mayo de 2021. © Alessandro Cinque, Pulitzer Center/National Geographic

 

La deforestación masiva es evidente en Apuí, un municipio a lo largo de la Carretera Transamazónica, sur del Amazonas, Brasil, el 24 de agosto de 2020. Apuí es uno de los municipios más deforestados de la región. © Fabiola Ferrero

 

Combatientes de la resistencia de las Fuerzas de Defensa del Pueblo (PDF) se retiran con el cadáver de un camarada, tras un enfrentamiento con el ejército de Myanmar, en Moe Bye, estado de Kayah (Karenni), Myanmar, el 21 de febrero de 2022. Las autoridades de Myanmar habían enviado refuerzos a la región al intensificarse los combates con los grupos locales de oposición. © Mauk Kham Wah

 

Los Golden Gays son una comunidad de personas mayores LGBTQI+ de Filipinas que viven juntas desde hace décadas y se apoyan mutuamente. En un país en el que se enfrentan a la discriminación, los prejuicios y los desafíos amplificados por su edad y clase socioeconómica, el grupo se unió y formó un hogar, compartiendo responsabilidades de cuidado y organizando espectáculos y desfiles para llegar a fin de mes. Cuando su fundadora murió en 2012, la comunidad fue desahuciada y algunas se quedaron sin hogar hasta 2018, cuando empezaron a alquilar una casa en Manila. El jurado elogió esta historia por retratar la calidez, la alegría y la dignidad de la comunidad. © Hannah Reyes Morales, for The New York Times

 

Vista del río Lachlan en la ciudad de Forbes, Nueva Gales del Sur, después de que una riada inundara la ciudad, bloqueando carreteras y vías de acceso y dañando las cosechas de las granjas locales. 21 de noviembre de 2021. © Chad Ajamian

Fuente: https://www.elsaltodiario.com/fotografia/world-press-photo-fotoperiodismo-contemporaneo-una-mirada-comprometida

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies